Linches duro con la oposición: «El impuesto inmobiliario aumentó, sale 480 pesos y es más barato que una docena de facturas»

Linches duro con la oposición: «El impuesto inmobiliario aumentó, sale 480 pesos y es más barato que una docena de facturas»

Lo dijo el Arquitecto Cristian Linches, a cargo de la Sub Secretaría de Planificación municipal, quien habló esta mañana con Emir Silva para el programa «El Oso» y brindó aclaraciones en cuando papeles al momento de adjudicar un terreno, la suba en las tarifarias pertinentes al área y la situación del Barrio de Dios.

La Sub Secretaría de Planificación municipal, como su nombre refiere, se encarga de la planificación en cuanto a orden y organización del terreno fiscal de nuestra ciudad, catastros, división de tierras y presentación de obras particulares son algunos de los trámites que allí se manejan en sus distintas direcciones.

Sobre estos temas trató el Arquitecto Linches, quien en principio contó cuales son los pasos a seguir al ser adjudicatario de un terreno por parte de la municipalidad local, «una vez que se adjudica el lote, se tienen cinco días para acordar un plan de pago, tiene un máximo de 18 cuotas para poder pagar, 90 días para presentar planos de obras y dos años para construir, para que la vivienda sea habitable. Después de los 90 días entra en contravención. Se va atrasando porque a lo mejor le lote, en otras gestiones, se entregaban sin calles, sin escrituras», comentó.

Uno de los temas que aún siguen rondando con respecto a esto, es la situación del Barrio de Dios, terrenos entregados a vecinos hace algunos años por Rubén Martínez, quien ese tiempo era concejal. Sobre esto, Linches aseguró que «el Barrio de Dios no tiene adjudicación legal, está judicializado, eso se entregó de forma ilegal, en todo punto de vista, institucional, porque un concejal no es autoridad para entregar lotes, y están dentro de una propiedad privada, que hoy está judicializada. Tengo entendido que hay 23 obras en construcción, siguen haciéndolo, pero el código civil dice que donde uno construye en propiedad del otro, no es de uno, si no del otro. En este caso no podemos solucionar nada, porque es como solucionar sobre propiedad privada, el municipio no puede regularizar, los propietarios son Salas y Del Río», dijo y, por quejas en cuanto a cortes de agua en el lugar, agregó que «desconozco del tema servicios, no es jurisdicción nuestra, no nos podemos meter en un terreno privado».

Otro de los contenidos a aclarar, fue la suba de impuestos en las tarifarias correspondientes a terrenos e impuestos inmobiliarios, los cuales sufrieron cambios que golpean en el bolsillo de los vecinos. Dichas subas, sacaron a la luz irregularidades que existían en el sistema en cuanto a las tierras que poseía la gente, ya que muchas de ellas, ya con construcciones, figuraban como terrenos baldíos, «se acercó mucha gente a regularizar la situación de los terrenos», comentó el arquitecto, «hay un 30% de las propiedades de caleta que no tienen ningún de documentación en cuanto a planos de obras», dijo.

Sobre esto, aclaró que hay una cierta cantidad de gestiones a realizar para que la situación quede regular, «el trámite se inicia con la presentación de un plano de obra nueva, donde tiene que estar declarado un director de obra, entonces se da inicio a la obra a través de un certificado, una vez que termina la obra se debería presentar el final de obra, firmado por el director, en donde se presenta con un plano conforme obra, todo esto según el código de edificación».

Siguiendo este lineamiento, Linches confirmó que en Caleta Olivia son muy pocas las propiedades que tienen las condiciones reunidas como tal, «no tenemos ni el 2% de las propiedades que reúnen estas condiciones. Ahí viene la confusión, el sistema no te puede tomar algo que no está establecido por ordenanza, nuestro sistema interno está cargado con ordenanzas. Hasta el día de hoy muchos permanecían como baldíos, nada más que no saltaba la diferencia porque el impuesto al baldío era casi similar al impuesto con superficie cubierta, hoy ese impuesto al baldío depende de muchos factores, pero tuvo un incremento de un 600% a un 1000%. El impuesto inmobiliario subió en un máximo de un 67%, la mayoría de la población paga 480 pesos, que es el mínimo, si lo comparamos, es más barato que una docena de facturas».

Para finalizar, el director de la Sub Secretaría de Planificación, elevó su invitación a los vecinos para saber si la vivienda figura como baldío y su opinión en torno a la situación de zona de chacras, «hay que acercarse a la oficina, se hace una declaración jurada de una superficie para ingresar al sistema y sacar la situación de baldío, con el compromiso de que hasta noviembre tienen para hacer todas las presentaciones debidas en el caso. Es un trámite rápido. Se está atendiendo de 9 a 13 horas, con respecto a la regularización se está viendo caso por caso. Se está regularizando a aquellos que producen, porque tenemos que ser muy cuidadosos de nuestra zona de producción, a mí no me gusta regularizar en una zona de producción donde se estima ir con zona urbana. Si nosotros perdemos zona de chacras hoy, vamos a pasar por lo menos 3 décadas para que caleta vuelva a tener una, porque las zonas aledañas son privadas, si tenemos que salir a comprarlas, levantamos el valor del suelo y los chacareros no van a tener rentabilidad y no podemos adjudicar en esas condiciones».

Fuente: El Caletense

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: