Simon Biles, la atleta estadounidense habló de sus problemas de salud por primera vez: “mi cuerpo y mi mente simplemente dijeron que no”

Simon Biles, la atleta estadounidense habló de sus problemas de salud por primera vez: “mi cuerpo y mi mente simplemente dijeron que no”

La superestrella de gimnasia olímpica Simone Biles reconoció que las preocupaciones por su salud mental por las cuales se retiró de varias pruebas de los Juegos de Tokio-2020, habían comenzado antes de su llegada a la capital de Japón. En efecto, dijo que no se arrepiente de su decisión de retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en plena competencia y que priorizará su bienestar.

La marca Athleta, patrocinadora de la medallista, publicó ayer lunes una conversación de Simon en video con su madre. Allí, Biles confesó que sus problemas se habían acrecentado con el tiempo, “ni siquiera diría que comenzó en Tokio. Siento que probablemente fue un poco más arraigado que eso”, argumentó.

“Creo que fue solo el factor de estrés. Se acumuló con el tiempo, y mi cuerpo y mi mente simplemente dijeron que no. Pero ni siquiera yo sabía que estaba pasando por eso hasta que simplemente sucedió”, agregó.

La joven de 24 años fue la sorpresa en los Juegos Olímpicos cuando decidió retirarse de la final por equipos y posteriormente del all-around individual. Biles, considerada por muchos como la mejor gimnasta de todos los tiempos, tomó esta iniciativa incluso cuando ya se estima que levantaría la medalla dorada.

En plena competencia, la atleta sufrió un ataque de los “twisties” en Tokio-2020, esto es un fenómeno potencialmente peligroso que hace que las gimnastas pierdan el sentido de la orientación cuando están en el aire. Más tarde regresó a la arena olímpica para competir en la final de la viga de equilibrio, donde ganó un bronce.

Luego, manifestó que si bien estaba decepcionada de no poder entregar su performance habitual de desafiar la gravedad en el escenario más grande de todos, no se arrepiente de poner su salud y seguridad en primer lugar.

“Simplemente apesta. Como entrenar cinco años y no sale como querías. Pero sé que ayudé a mucha gente y atletas a hablar sobre la salud mental y decir que no. Porque sabía que no podía salir y competir. Sabía que me iba a lastimar”., dijo en el video.

Además, comentó que se sorprendió por el gran apoyo que recibió al retirarse de los Juegos para priorizar su salud: “esperaba sentir mucha reacción violenta y vergüenza, pero fue todo lo contrario. Fue la primera vez que me sentí humana. Además de Simone Biles, yo era Simone, y la gente lo respetaba”, comentó.

Por otro lado, expresó su deseo de que su caso anime a otros a pedir ayuda si están preocupados por su salud mental, “sé que no es fácil, pero realmente es útil”, dijo, «y sé que la mayor parte del tiempo tienes miedo de sentirte tonto. Pero, como aprendí a lo largo de los años, está bien pedir ayuda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: