A un año del primer caso de coronavirus registrado en Santa Cruz: cómo fue el primer brote en la provincia

A un año del primer caso de coronavirus registrado en Santa Cruz: cómo fue el primer brote en la provincia

El 17 de marzo del 2020 aparecía por primera vez el Covid-19 en la provincia. No fue un caso autóctono, sino que había sido traído desde el exterior por un contingente de turistas. Tres días después, el presidente Alberto Fernández decretaba la cuarentena total en el país.

Hoy, Santa Cruz cuenta con casi 39 mil casos acumulados de coronavirus desde que inició la pandemia mundial. Pensar en el caso 0 registrado en la provincia parece casi imposible teniendo en cuenta todo lo ocurrido en 12 meses.

Fue el 17 de marzo del 2020, tres días antes de que el presidente Alberto Fernández decretara la cuarentena total en el territorio nacional. Santa Cruz parecía estar lejos de los contagios, ya que hasta ese momento se concentraban todos en Buenos Aires. Pero en paralelo corría otra opción: que llegaran desde el exterior.

Europa ya estaba más avanzado respecto a los casos de Covid-19, y Francia era uno de los primeros países de ese continente en presentar un brote importante. Justamente, en El Calafate había llegado un contingente de 22 turistas franceses días atrás, que querían conocer los glaciares y la belleza de la Patagonia. Sin embargo, su viaje no salió como esperaban.

Un francés de 77 años de edad fue el caso 0, quien dio positivo mientras se encontraba aislado junto a sus compañeros de viaje hace una semana. El día 13 de marzo había empezado a presentar síntomas y se había presentado espontáneamente al Hospital SAMIC, luego de sentirse con fiebre.

Al principio hubo preocupación ya que pertenecía al grupo de riesgo, pero con el pasar de los días pudo recuperarse en el centro de salud. El 1 de abril ya estaba siendo dado de alta.

A raíz de este caso, durante esos días se propagó el virus en otras 7 personas. Entre ellas habían 4 personas residentes de la villa turística: un chofer de una empresa de turismo y tres trabajadores del nosocomio (un bioquímico, una empelada administrativa y un laboratista). En total, eran 8 los contagiados en la ciudad, sumado a un caso registrado en Puerto San Julián: la primera santacruceña con coronavirus, Paola Mendieta.

En ese entonces, en la villa turística hubo un brote con alrededor de 34 contagios, todos recuperados. Entre ellos, los turistas franceses y personal de salud que trabajaba en el nosocomio.

A 12 meses del primer caso, El Calafate hoy tiene sólo 130 casos activos, incluyendo los que corresponden a las obras de represas. Según el Ministerio de Salud y Ambiente, todavía se encuentra en fase de transmisión comunitaria del virus.

A quedarse en casa

Apenas se confirmó el caso del pasajero francés, el Gobierno provincial emitió un comunicado para llevar tranquilidad a la comunidad, a la vez que solicitó no salir de sus casas a menos que se trate de una urgencia.

«Desde el Gobierno se trabaja en el monitoreo e intervención permanente de la situación y se recomienda a toda la comunidad que se respeten las recomendaciones, se realicen solo aquellos traslados indispensables y se cumpla con las sugerencias vinculadas al aislamiento social. En la situación actual, es fundamental trabajar en conjunto y ser solidarios en el cuidado», habían informado en un parte.

De inmediato, el intendente Javier Belloni también ordenó la suspensión de todas las actividades y pidió a los calafatenses que permanecieran en sus hogares.

El mensaje de los franceses antes de partir

Casi un mes y medio después y con todos recuperados, un avión Boeing 737 de la empresa Airlines France arribó a la villa turística en el marco de una misión única por repatriar a los franceses varados.

Pero antes de volver a Francia, dejaron una emotiva carta de agradecimiento:

«Merci. Nuestro Grupo de Francés denominado AGAR AZUR, a punto de partir a Francia y dejar su bello país sus inmensos y salvajes desiertos y sus limpios y cristalinos glaciares, pero sobre todo, un país de hombres y mujeres en el cual viven con un corazón grande como la Argentina.

Antes de partir, el grupo quiere verdaderamente rendir homenaje al brillante trabajo del personal del hospital. Partiendo de la dirección, hasta todos los médicos competentes, sobretodo la precisión radiológica y la importancia de las enfermeras, los cocineros, que a pesar de nuestros diferentes regímenes, nos dieron todo lo que necesitábamos.

A todos sin excepción, nosotros tenemos la inmensa gratitud y no sabemos simplemente que decir GRACIAS. Un gran GRACIAS por todo y para todos«

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: