Heroísmo en medio de la tragedia en Cardiel: vino a buscar trabajo y perdió la vida para salvar la de un nene de 8 años

Heroísmo en medio de la tragedia en Cardiel: vino a buscar trabajo y perdió la vida para salvar la de un nene de 8 años

El fuerte temporal del sábado en Lago Cardiel dejó varados en la gélida agua a siete personas, de las cuales cuatro perdieron la vida. Entre ellas, Marilena Bossio, una joven veterinaria de 26 años que estaba de visita en el pueblo y nunca imaginó lo que le deparaba el destino.

Marilena Bossio fue una de las cuatro víctimas que dejó una jornada fatal de temporal y tragedia en Lago Cardiel, a 70 kilómetros de la localidad de Gobernador Gregores.

A ella, se le sumaron Javier y Daniel Barría, hermanos del diputado Claudio Barría, y Elsa Martínez, querida vecina de la ciudad. A diferencia de ellos, Marilena, de 26 años, estaba de paso en el pueblo santacruceño, visitando a una amiga y en busca de trabajo, según pudo saber La Opinión Austral. Venía desde Córdoba, donde se desempeñaba como médica veterinaria.

Como una maniobra del destino, Marilena estaba en el momento del trágico hecho, donde además Maximiliano Hofmann y Mateo, un nene de 8 años lograron sobrevivir a las gélidas aguas. Éste último, pudo hacerlo gracias al heroico acto de la joven veterinaria.

Mientras estaban luchando contra la intemperie, Marilena habría cedido el salvavidas al pequeño, donde se mantuvo por cuatro horas a la deriva. Finalmente, lo encontraron vivo. La joven cordobesa, por su parte, no pudo salir del agua con vida. LOA pudo saber que sus padres ya estaban en viaje a Gregores para recibir los restos.

Una amiga suya expresó su dolor a través de las redes sociales y la calificó de «héroe». «No se olviden de esta cara, ella es nuestra héroe, quiero que sepan que ella salvó la vida del nene de 8 años al que se lo iba llevando el lago», indicó.

«Yo pido condolencias para todos porque aunque a ella no la conozcan fue esta gringa llena de vida que dio la suya por salvar a una personita que ni conocía, así era ella, nada la iba a detener si se trataba de ayudar a alguien», recordó su amiga Mariana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: