Impulsan herramientas para la generación de entornos escolares saludables

Impulsan herramientas para la generación de entornos escolares saludables

Es a través de un proyecto de Ley presentado por el diputado Matías Mazú. Aplica para la comunidad docente y no docente de establecimientos públicos y privados de todos los niveles educativos. Garantizar capacitación al personal, acceso a kioscos saludables y concientización sobre enfermedades no transmisibles, son los principales objetivos. También crea un Observatorio para el diseño de políticas públicas.

El Presidente de la bancada del Frente de Todos en la Legislatura Provincial, Matías Mazú, presentó este miércoles un proyecto de Ley que busca impulsar herramientas que propicien la creación de entornos escolares saludables en establecimientos públicos y privados de todos los niveles educativos, buscando mejorar las oportunidades de su miembros a través de la adopción de estilos de vida saludable, en materia de alimentación, desarrollo de actividad física, y prevención del consumo de tabaco y exposición “al humo ajeno”.

Al respecto, Mazú explicó que “este es un proyecto que estamos presentando ahora junto a Karina Nieto, Rocío García, Laura Hindie y José Luis Garrido, pero lo empezamos a trabajar con el actual ministro de Salud, Claudio García, cuando aún era legislador, y está pensado para toda la comunidad educativa, estudiantes, docentes y no docentes, entendiendo que el Estado debe ser el principal impulsor de políticas que garanticen la prevención de enfermedades no transmisibles, como la diabetes tipo 2, obesidad, hipertensión, enfermedades respiratorias o tabaquismo”.

Es así que el proyecto contempla el trabajo articulado entre el Ministerio de Salud y Ambiente y el Consejo Provincial de Educación, para sensibilizar a la comunidad educativa sobre enfermedades no transmisibles y sus consecuencias a partir de una alimentación inadecuada, la escasa actividad física y consumo de tabaco; promover educación alimentaria y nutricional en ámbitos educativos destinados a estudiantes, docentes y no docentes, como así también a responsables de kioscos, cantinas escolares y bufet, basadas en las recomendaciones de las Guías Alimentarias para la Población Argentina.

También propone priorizar la adquisición de alimentos naturales, que puedan ser provistos por productores de la agricultura familiar y de emprendimientos sociales locales; establecer criterios nutricionales a aplicar en comedores escolares; garantizar el acceso a agua segura y gratuita, a través de bebederos o dispensadores; garantizar kioscos que expendan alimentos y bebidas con valor nutricional; como así también, promover la actividad física extracurricular y la capacitación docente.

Además, el Proyecto de Ley crea un Observatorio de Entornos Escolares Saludables, integrado por un/a profesional del área de Salud, un/a profesor/a de Educación Física, una persona con comprobada experiencia en economía del Consumo, y representantes del Consejo Provincial de Educación y de los Ministerios de Salud y Ambiente, de Desarrollo Social, y de Producción Comercio e Industria.

Desde allí se realizará la tarea de monitoreo, recolección, sistematización y difusión de datos e información sobre la implementación de este programa, con el objetivo de generar un sistema de información permanente de diseño, implementación y gestión de políticas públicas, tendientes a la promoción de la salud y a la prevención de enfermedades no transmisibles, entre otras.

Fuente: Voces y apuntes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: