Turismo en Bariloche: balance de la prueba piloto

Turismo en Bariloche: balance de la prueba piloto

Desde el 16 hasta el 23 de octubre (en principio) se lleva a cabo el plan de Reapertura Paulatina del Turismo en la localidad turística por excelencia de la provincia y la región. Con vistas a un inicio de temporada que podía darse la primera semana de noviembre, se dispuso extender por una semana más el ensayo turístico.

La pandemia del coronavirus afectó a toda la actividad económica del país y el mundo, pero hay alguno sectores en especial que están parados desde el comienzo del aislamiento social preventivo y obligatorio. En ese lote de damnificados, los que lideran el ránking son quienes se encuentran en el sector turístico. Por este motivo, es imperiosa la necesidad de reactivarlo de alguna manera.

En este sentido, en Río Negro se realizó esta semana una prueba piloto en la localidad turística por excelencia de la provincia y la región en general: Bariloche. Con muchos cuidados, protocolos y controles, bajo la premisa de recibir 500 turistas se llevó adelante la iniciativa pionera en la Patagonia. 

En los papeles, estaba previsto realizar el experimento entre el 16 y el 23 de octubre, pero tanto el propio intendente Gustavo Gennuso como la presidenta de la Cámara de Turismo belén García Bertone confirmaron a este medio que se extenderá hasta el 31 de octubre. Los motivos de la decisión son dos, por un lado la buena respuesta del sistema implementado en la ciudad y la gente; mientras que por el otro está la necesidad de Bariloche de poner en marcha el aparato turístico.

El plan desde la comuna es largar la temporada el 1 de noviembre, con vistas a flexibilizar las restricciones en cuanto al origen de los turistas en el corto o mediano plazo. Allí jugará un rol esencial la vuelta de los vuelos de cabotaje a la provincia. Si bien en una primera instancia serán para trabajadores esenciales y pacientes, ya hay en carpeta una propuesta para que la ciudad sea parte de una prueba piloto de vuelos turísticos.

«Llegaron los primeros turistas a Bariloche. Esta prueba piloto nos permitirá comenzar a retomar paulatinamente las actividades en la Provincia. Hemos realizado un estricto protocolo para hacer esto posible, por lo tanto, disfrutemos lo nuestro, sin dejar de cuidarnos», subrayó la Gobernadora Arabela Carreras al inicio de la prueba a través de sus redes sociales.

«La experiencia no solo tiene el valor real de las personas que vinieron a la ciudad sino también el valor simbólico de ver que ingresan turistas. En el ánimo de los que están esperando tener trabajo genuino hace 7 meses es muy importante. Yo fui a recibir a los dos primeros turistas y fue un hecho emocionante. Tiene un valor inconmensurable en medio de tanta incertidumbre», expresó a La Tecla Patagonia el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso.

En la misma sintonía, el jefe comunal agregó: «Estuvimos encuestando con el observatorio que armamos y todos estaban muy contentos con cómo fueron recibidos y el cumplimiento de los protocolos. Manifestaron algún reparo por el pedido del hisopado, aunque fue gratuito los incomodó. Sobre todo para aquellos que vinieron con niños. Pero en términos generales todo anduvo bien y por eso la vamos a continuar hasta el 1 de noviembre. Todos los hisopados dieron negativo».

Respecto de lo que será la temporada de verano, el alcalde señaló que «Nosotros estamos haciendo todo para que vengan todos los que puedan venir, de todos lados. Supongo que será mucho turismo nacional. Pero estos parates tan fuertes…mucha gente declama que quiere salir de paseo, pero de ahí a tomar la decisión hay un trecho. No va a ser una recuperación inmediata del turismo. Será paulatino, como con todas las actividades, aún en el mejor de los casos, con vacuna y todo».

Sentenció: «Creemos que vamos a tener las condiciones para la temporada, pero depende de la situación del país. Pero tampoco tengo un cheque en blanco. Tenemos capacidad en los hospitales y tenemos alguna capacidad adicional que no hemos puesto todavía en marcha. Pero bueno, creemos que esta ola tan fuerte que está sobrellevando el país en este momento va a ir bajando. Creemos que vamos a estar bien para el verano».

A su turno, el secretario de Turismo, Gastón Burlon expresó a este medio que «Esta es la única manera que tenemos para arrancar, despegar, de a poco. Ir creciendo en cuanto a pasajeros y personas que puedan venir. Salió todo bien, al menos así lo reflejaron las encuestas que hicimos. Se cumplieron todos los protocolos. La gente nos expresó su sorpresa por el cumplimiento de todos los cuidados y aseguraron que les gustaría volver y lo recomendarían».

Añadió: «estamos convencidos que será una temporada distinta, tranquila. Estamos esperanzados porque estamos primeros en el plan Pre viaje. Nos entusiasma pero no queremos crearnos falsas expectativas tampoco. Esperamos alcanzar un 50% de ocupación, cuando en una temporada normal estamos siempre cerca del 90%. Pero es la situación que nos toca a todo el mundo».

Actividades permitidas

En este primer acercamiento al turismo tras 7 meses, se permitió el ingreso a la ciudad más emblemática del turismo en la Patagonia de hasta 500 turistas por semana, quienes además del seguro de viaje con cobertura de Covid-19, deberán tener un certificado médico donde conste que no pertenecen a un grupo de riesgo.

Asimismo, para poder viajar, los visitantes deben gestionar la reserva hotelera a través de la plataforma barilocheturismo.gob.ar, donde hay más de 90 alojamientos habilitados para recibir turistas, y bajar la aplicación Circulación Río Negro. La reserva funciona como certificado habilitante para circular.

En esta etapa se pueden realizar circuitos de trekking en senderos habilitados del Parque Nacional Nahuel Huapi, caminatas por el parque municipal Llao Llao, Circuito Chico donde los turistas pueden ir en sus propios vehículos, visitar el Cerro Tronador con el paseo a la Cascada Los Alerces y el habitual circuito a Colonia Suiza con su feria de artesanías habilitada los domingos. 

En tanto, los comercios, restaurantes y cervecerías están habilitados para trabajar todos los días, con medidas de distanciamiento y protocolos de seguridad y la circulación en las calles hasta las 23 horas. 

Examen probado

«Bariloche no puede esperar como provincia de Buenos Aires al verano, necesitamos activarnos antes. Es una prueba pequeña porque estamos hablando de 500 personas y Bariloche tiene más de 30 mil camas hoteleras, así que no es significativo, pero la primera evaluación del observatorio específico que se armó para analizar la prueba, el 100% de los pasajeros encuestados por el departamento de estadísticas de la municipalidad manifestó que se sintió seguro y que había visto un total cumplimiento de los protocolos, tanto en la hotelería como en todos los prestadores turísticos», expresó a este medio la presidenta de la Cámara de Turismo de Bariloche, Belén García Bertone.

Lo simbólico vuelve a copar la escena: «El primer auto que llegó fue un médico terapista de la ciudad de General Roca con su esposa enfermera. Todo un símbolo poder recibir a esa gente que hace tantos meses viene dedicando esfuerzo y trabajo por la comunidad. Es una doble satisfacción para nosotros».

Asimismo, la también miembro de la Asociación Empresaria Hotelera apuntó que «tenemos muchísimas expectativas. En el último hot sale Bariloche había sido el récord de ventas argentinas. Eso nos da la pauta de la necesidad de la gente por salir y elegirnos. A través del sistema pre viaje y Bariloche para enero tiene tope de ventas como destino. Eso también nos da un poco de esperanza. Será igual una temporada difícil porque la situación económica también es complicada».

En cuanto a lo que viene, García Bertone afirmó que «El 1 de noviembre queremos largar la temporada. Pero hasta tanto a nivel Nación no abran las rutas y la actividad turística no esté prohibida por un DNU…hasta que no haya una decisión política a nivel nacional que nos abra esas barreras es difícil por más expectativas que haya. Se tienen que dar todas las garantías para el turista».

Enseñanza y cambios a futuro

«Yo no la llamaría prueba piloto, es un Plan de Reapertura Paulatina turístico. Ya está, abrimos. La idea es no parar más. Ahora veremos cómo ir modificando de acá en adelante. Hay cosas que no podés pedirlas si no lo podés controlar. Pedir tantos requisitos y no poder controlar todos no tiene sentido. No se puede fiscalizar cada vuelo, las rutas, los micros. Tendremos que analizar qué pedir y que no», manifestó en comunicación con La Tecla Patagonia el secretario de Turismo Gastón Burlon.

Agregó: «Tenemos que analizar el tema de los requisitos para entrar. Ya pasó antes con los protocolos, cuando cada provincia trabajó en sus propios. Pero debe unificarse en Nación. Se tiene que consensuar y unificar, si no vamos a salir a competir con los requisitos. La costa atlántica ya salió a decir que no van a pedir más que una declaración jurada. Entonces tenemos que unificar esta situación. Si pedís un hisopado que sale 7.500 pesos…a una familia tipo de 4 personas le pesa este tema a la hora de decidir si venir o no».

«Una de las cosas que probablemente se modifique son la cantidad de requisitos de ingreso. En estos días pedimos muchas cosas pero tenía que ver con dar una estructura de una ciudad responsable pensando en la vuelta del turismo. Esto no era a tontas y a locas. Pero una de las cosas a corregir será bajar los requisitos. Hoy estábamos pidiendo un test rápido, la contratación de un seguro…son un montón de cosas. Creo que a partir del 1 de noviembre esa va a ser la línea» añadió García Bertone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: