Pónte en contacto >
Image

Image

Image

Image

Una joven de 16 años dejó entrar a la censista al baño, su novio de 18 se enojó y le revoleó un vaso: quedó detenido

Por
mayo 19, 2022

El hombre le apuntó a su pareja pero le pegó a la censista, quien sufrió lastimaduras y debió ser asistida en el lugar. Sucedió en Ituzaingó.
El censo 2022 avanzaba sin mayores contratiempos en todo el país, una situación de violencia doméstica rompió esa tendencia en la zona Oeste del Gran Buenos Aires.

Fue cuando un joven le tiró un vaso de vidrio a su pareja y le pegó a la censista que la estaba entrevistando. Como consecuencia del impacto, la mujer sufrió lastimaduras, y debió ser asistida en el lugar. Luego fue trasladada a un centro de salud para recibir atención.

El agresor, quien se habría enojado con su pareja porque dejó pasar a la encuestadora, fue demorado por la policía. Le iniciaron una causa judicial por violencia de género.

El insólito episodio ocurrió en el municipio de Ituzaingó, en una casa de la localidad de Villa Udaondo.

Allí, fueron tres mujeres las que tocaron el timbre para relevar el hogar con las planillas del Censo 2022 que realiza el INDEC en todo el país. Las atendió una menor de 16 años.

Cumplido el trámite, una de las encuestadores pidió pasar al baño, y la adolescente accedió sin ningún problema. En el interior, el trato sería muy diferente.

¿”No ves que nos pueden robar?”
Fue instantes después cuando su pareja, que estaba durmiendo en una de las habitaciones de la casa, se despertó y se asomó por la puerta.

Al ver que las censistas estabas en la casa, reaccionó violentamente y le gritó a la chica. “Por qué las dejaste entrar, no ves que nos pueden robar”, le recriminó.

La agresión no se quedó en palabras. Fuera de sí, el muchacho agarró un vaso de vidrio que encontró a mano y se lo arrojó desde varios metros de distancia a su novia.

La joven logró hacer un rápido movimiento para esquivar el proyectil y detrás suyo, justo en ese momento, la mujer que había pedido permiso abría la puerta y salía del baño. Fue ella quien recibió el impacto.

El vidrio “le produjo un corte y debió ser atendida en un hospital”, informaron fuentes judiciales al medio regional Primer Plano Online.

La Justicia intervino luego de que tomó conocimiento del episodio y el joven fue demorado. Como su intención fue agredir a su pareja -y no a la censista- se le abrió una causa por violencia de género.

Según lo dispuesto por la fiscal Paula Hondeville, de la UFI N°10 del departamento judicial de Morón, pasará el resto del feriado detenido, a la espera de que al día siguiente le tomen declaración por lo sucedido.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR